Si eres miembro Ingresa al sitio, sino regístrate

Portal de Empleo

Búsqueda de Trabajo
Búsqueda avanzada

Artículos de Interés

5 pasos para encontrar el trabajo ideal

El empleo de tus sueños existe, aunque no es precisamente en el que te pagan más, dicen expertos; la satisfacción laboral incluye cumplir con una meta superior e implica conocerse a sí mismo.

Cuando a un mexicano se le pregunta qué necesita para ser feliz en el trabajo, la respuesta se vincula a sueldo y flexibilidad de horario, según especialistas en recursos humanos. Pero ¿eso es suficiente para tener el empleo ideal?

Sólo tres de cada 10 profesionistas consideran tener el trabajo perfecto, el resto da un rotundo no a esta idea, según una encuesta de la firma Monster entre sus usuarios en América Latina y Estados Unidos.

Llegar al empleo ideal es posible, si se tiene claro que la satisfacción laboral no solo se relaciona con el nivel salarial. “El mayor problema es que las personas invierten poco tiempo en conocerse y saber qué funciones y hasta la filosofía de una organización, se ajustan a lo que anhela como carrera”, explicó la psicóloga industrial por la UNAM, Eugenia Franco.

Si la percepción se enfoca a dinero y se pierde de vista la misión profesional -en dónde te ves creciendo, por qué, en cuánto tiempo- ese trabajo ideal será momentáneo, mientras alcance el asegura Paty Johnson, en el libro 'Be the One to Start Change at Work and in Life'. 

El trabajo perfecto existe siempre y cuando se sustente en una meta u objetivo superior, según información de la encuesta ‘Empresa de los sueños de los jóvenes 2014’, realizada por la firma Compañía de Talentos. En la investigación, 15% de los mexicanos aseguran que el mayor sentimiento de realización en su vida es tener un negocio propio, mientras para 12% es tener un buen empleo.

Tener un empresa propia o ser empleado debe alinearse a la satisfacción personal que producirá a largo plazo.

¿Cómo llegar al trabajo anhelado? Estos puntos ayudan en esa meta, de acuerdo con los especialistas:

1. Quién eres, qué quieres. El primero paso es el autoconocimiento. Te ayudará responder a preguntas como: dónde estoy parado laboralmente, hacía dónde quiero ir, que es lo más valioso en el terreno profesional, dónde están mis sueños, con qué herramientas se cuenta para alcanzarlos, qué hace falta saber o mejorar. No es suficiente tener alta motivación para alcanzar un objetivo, también es importante tener capacidades para hacerlo y eso requiere preparación.

2. ¿Qué tanto conoces el mercado? Es necesario hacer un listado de empresas que podrían responder mejor a la meta laboral que se tiene en mente. Si no existe certeza, una alternativa es comenzar a hacer trayectoria en organizaciones de servicios, fundaciones u asociaciones no lucrativas, porque en esos empleos existe mayor flexibilidad para rotar por diferentes áreas y realizar, desde el principio, varias funciones sin “casarse” con una asignación. Así se puede identificar en cuál se quisiera hacer trayectoria.

3. No te limites ¡pregunta! Saber qué empresa es la de tus sueños no es suficiente. Hay que investigar y conocer a profundidad ese lugar de trabajo: valores, visión, objetivos, estructura y su cultura. No todas las personas son compatibles a todas las culturas.

4. Evita quedarte de manos cruzadas. Por muchos anhelos que se atribuyan a una actividad profesional  sin plan de acción para alcanzar las metas es imposible llegar a lo anhelado. Escribe qué debes hacer, en cuánto tiempo, de qué personas necesitas para alcanzar ciertos objetivos. Después trazar una línea de tiempo con actividades diarias, metas a corto y mediano plazo y cada cuándo revisarás el plan de acción para hacer ajustes.

5. Busca aliados. Tener el empleado de los sueños no está peleado con buscar amigos que ‘recomienden’ para acercarse a ese puesto y empresa. Identifica dos personas que, de manera regular, orienten sobre los pasos que se dan a nivel laboral, para saber qué mejorar y cómo, y si es el momento de hacer giros profesionales para alcanzar el empleo de los sueños. Se vale combinar ex jefes y compañeros de trabajo, o buscar algún asesor en el tema, sin descuidar la red de contactos que debe fortalecerse continuamente.



 

Acceso Candidatos


Artículos de Interés

Ver Todos